Filosofía

"La calidad nunca es un accidente; siempre es el resultado de un esfuerzo de la inteligencia".

Con esta frase de John Ruskin, podemos comenzar a definir nuestra filosofía como empresa. Alcanzar la excelencia, un resultado perfecto, en el que la satisfacción del cliente sea nuestra prioridad.

Cada proyecto, cada estudio, cada trabajo que se desarrolla en ONICE destaca por la calidad y el cuidado de todos los detalles.

Un “tándem” que se consigue con cada uno de nuestros clientes, con los que aunamos esfuerzos, implicación máxima y sobre todo, compromiso total. Una fusión total de conceptos, de  ideas y de conocimientos, que son los responsables de que cada trabajo sea un éxito. Desde el primer momento, nuestra experiencia y medios técnicos y humanos, pasan al servicio del proyecto.

Experiencia y eficiencia al servicio de la excelencia. Esa es la fórmula para que todo cliente que confía en nosotros, repita. Y es que la capacidad para comprender y adaptarnos, nos convierte en líderes en el sector.

Para comprender nuestra visión, un ejemplo: un plano, no es un simple documento destinado a ser archivado. Un plano conforma un manual de instrucciones, en el que todo dato cuenta. La presentación de un plano, es algo que no sólo ha de ir elaborado de acuerdo a unas normas existentes, y que hay que cumplir no por obligación, si no porque el objetivo de esas normas, es conseguir que el plano se interprete clara y rápidamente. Sin confusiones. Cada uno de sus componentes tiene que ir perfectamente definido para su posterior ejecución. Hay que entender el funcionamiento de lo que se dibuja. Aportar nuestros conocimientos técnicos de dbujo, y conocimientos técnicos del área competente. Nosotros nos encargamos de que no haya errores y fallos. Así todo será más sencillo, sobre todo, al llegar a la fase de ejecución.

En ONICE conseguimos que cada cliente confíe en nosotros. Que los servicios contratados sean un valor añadido al conjunto del proyecto, y que destaquen por su claridad y definición.